martes, 10 de abril de 2012

Recuerdos de La Palma
















Desde 1997 con mi amiga Christine – también profesora de español – hemos ido ejerciendo de guías y peregrinando con alumnos jóvenes y mayores por toda la geografía española; hasta nos atrevimos a cruzar el charco para descubrir países latinoamericanos. Hemos aprendido a organizar, anticipar, tomar decisiones, responsabilizar, alegrar, confiar, hacer andar, disfrutar, delegar, distinguir lo esencial de lo accesorio, gestionar con rapidez imprevistos, resistir a presiones, ser asertivas y reírnos de muchas cosas y sobre todo de nosotras mismas.

Han sido experiencias fundamentalmente enriquecedoras y generosas en las que nuestro sueldo ha sido la satisfacción y las vivencias positivas de nuestros estudiantes viajeros.

Ahora volvemos de nuestro ultimo viaje, al paraíso de las islas afortunadas.

Desde aquí mi personal homenaje a mi compañera Christine – una mujer y profesional fantástica - y a todos los profesores de español que por unos días abandonan las aulas y se arman con el bastón de peregrino para guiar a sus alumnos por la geografía y la cultura hispanas.