miércoles, 17 de abril de 2013

Creo, creas, crea, creamos.....


Ha sido la primera vez, la primera experiencia en clase de creación con barro. Ha sido posible por la conjunción de una amiga alfarera muy generosa  y mi afán  por  tentar nuevas experiencias. 


El publico: un grupo de 18 quinceañeros con las hormonas revolucionadas por la primavera en una primera hora de la tarde justo después de comer y con un tiempo justísimo – solo 50 minutos -. Para mas detalles sobre las condiciones climáticas del fenómeno que describo habrá que añadir que después tenían examen de matemáticas.
En resumen, la actividad consiste en crear personajes en actitudes positivas y comunicando con los demás. 









Después tienen que darles voz, es decir, hacerles hablar y comunicar entre ellos: ¿qué se están diciendo? (lo tenéis explicado en las hojas publicadas)

Lo asombroso: la transformación de mis estudiantes, su gran concentración y aplicación a  la tarea.





La alquimia:  a la vez que crean se recrean, como podéis ver en las fotos. La alegría de dar vida y de compartirla, los rostros transformados, la energía desplegada, la instauración de relaciones positivas…. ¡la mejor lección de español!







2 comentarios:

proff dijo...

esta es generosidad y verdadero amor a los chicos. ni cobarde , ni recelosa: no te abstengas nunca, Pilar!!!!!

Corazamar dijo...

Cuánta creatividad