martes, 24 de junio de 2014

Proyectos que nos hacen tocar las estrellas




Cuando lo soñamos en febrero del 2012 no podíamos imaginar que este ambicioso proyecto que implicaba tantos grandes retos para los alumnos  – informarse, reflexionar, cuestionar, imaginar Europa; escribir, representar una obra de teatro en lengua extranjera– iba a ser una experiencia tan apasionante y en la que íbamos  aprender todos tanto.
La valoración que le han dado mis alumnos de Bachillerato en este final de curso es de 10/10 y al hablar del proyecto en sus miradas estallaba el brillo de todas las estrellas de la Vía Láctea, del Campus Stellae resplandeciente de lo vivido.
Mi valoración personal no admite cómputos ni porcentajes; se mide en felicidad y alegría  por lo conseguido, en riqueza humana y profesional por los maravillosos profesores con los que he tenido la suerte de trabajar – Javier Acín, Juanjo Montaner y todos los profesores del IES Prineos de Jaca –

 Aquí podéis ver el video de nuestra actuación en Jaca:




Si os interesa el proyecto

Nuestro blog: Actores de Europa


Mi conclusión

Los alumnos necesitan que les planteemos grandes retos, que dinamitemos con pasión las paredes del aula para zambullirles en esa vida que infunden los proyectos en la clase.
Una concepción demasiado escolar de la escuela puede ser la mayor enemiga de los aprendizajes, y por ende, de la misma escuela.
Abramos las ventanas, salgamos a la calle para observar y colaborar en el despliegue de la vida y en el devenir de lo maravillosamente humano.