viernes, 19 de marzo de 2010

Vuestra opinión también cuenta


Aquí estan algunos de los textos escritos por mis estudiantes de secundaria tras la secuencia sobre la argumentación. Por qué no reaccionais en forma de comentario?
Un sitio para todos

El problema de los países del Sur está muy presente actualmente. Hay una discriminación enorme hacia el Sur. El Norte es rico y toma todas las decisiones sobre el mundo y, por otro lado, el Sur es muy pobre y no recibe suficiente ayuda del Norte.
En primer lugar, los alimentos y el reparto de las riquezas son desiguales. El Sur sufre mucho del hambre, que es más acuciante todavía en los países en guerra, como durante la guerra de Biafra en 1968 o las hambrunas sucesivas que han asolado Etiopía.
En segundo lugar, está el problema del agua que hace muchos estragos. En nuestras sociedades desarrolladas nos bañamos desperdiciando cantidad de agua. Con el agua que cada uno de nosotros desperdiciamos sin reflexionar, familias del tercer Mundo podrían cubrir sus necesidades vitales.
En tercer lugar, en los países del Sur, el derecho a la educación no es respetado. Esto es así porque es imposible para las familias el vivir sin que los niños trabajen. Y además, los niños que trabajan tampoco tienen derecho a unas buenas condiciones de trabajo. Por todo ello, según la comunidad internacional, en 1990 el analfabetismo en el mundo alcanzaba los 872 millones de personas, es decir, el 25% de la población mundial del planeta.
En cuarto lugar, como dice Bernard Kouchner “los enfermos viven en el Sur y los medicamentos están en el Norte”. Las poblaciones del Tercer Mundo tampoco tienen acceso a los servicios de salud, así que la tasa de mortalidad infantil es muy elevada.
Hoy en día, millones de personas mueren en África por no poder utilizar los medicamentos que existen en el Norte.
Ahora bien, si el Sur se desarrollara como el Norte, necesitaríamos otro planeta para poder dar el nivel de vida del Norte a todas las personas de la tierra. En el Norte tenemos que cambiar nuestro modo de vida.
La tierra es rica y abundante, pero sus riquezas están mal repartidas. El Norte las desperdicia y en el Sur faltan.
Es imperativo que el ser humano aprenda a compartir por el bien de todos.

Anaís, 17 años



Los desvíos del feminismo

En el s. XX el movimiento feminista nació y creció hasta llegar a ser una de las ideologías más dominantes de occidente. El objetivo de este movimiento era poner en pie de igualdad a los hombres y a las mujeres.
Ahora bien, ¿este movimiento sigue ejerciendo realmente una influencia positiva en la sociedad? ¿Escucha de verdad y defiende los intereses de las mujeres? ¿Se debe criticar el trabajo de las feministas?

En primer lugar, recordaremos que el feminismo está basado en el hecho de que se puede considerar la historia de la humanidad como una lucha entre los dos sexos (un poco como la lucha de clases de Karl Marx). En este sentido, las mujeres tienen que luchar para liberarse de la opresión masculina.
Hoy en día, el feminismo ocupa un lugar muy importante en nuestra sociedad de consumo. En realidad, la sociedad comercial ha manipulado las pretensiones feministas para someterlas a su servicio ya que los consumidores más importantes son las mujeres. Se da un salario a las mujeres y a la vez se les proporciona las posibilidades de gastarlo.

En segundo lugar, si bien las mujeres pueden trabajar fuera de casa, es muy difícil que puedan elegir quedarse en casa ya que su sueldo es necesario para la economía del hogar. Así que una mujer tendrá que vivir a la vez dos o tres vidas: el rol de trabajadora, el de mamá, en suma, una vida mucho más difícil que simplemente ser “ama de casa”.
A esto se añade que para ser reconocidas socialmente, las mujeres tienen que trabajar.
¿Y quién piensa en los niños? No todas pueden pagarse una niñera. La mayor parte de las activistas feministas son de clase media y no se preocupan mucho de las mujeres que no disponen de muchos medios económicos para pagar por el cuidado de sus niños pequeños.

En tercer lugar tenemos que decir que muchas feministas causan miedo a los hombres. Hoy en día, hay muchas reglas y leyes sobre el acoso sexual. Los límites sobrepasan el entendimiento y lo correcto. Los hombres tienen miedo de ligar en el trabajo y no se atreven a acercarse a una colega femenina: tienen miedo de hablar con ella. Así que los hombres son cada vez más timoratos y no toman la iniciativa de nada. Y eso no les gusta a las mujeres. En consecuencia, hay una gran confusión en los roles tradicionales del hombre y de la mujer. Esto es un punto negativo de la realidad actual.

Por último, me gustaría concluir diciendo que la lucha feminista ya no tiene muchos motivos de existir en nuestra sociedad occidental: todas las luchas conocen su fin un día.
Debemos abrir los ojos y ver lo que se oculta tras los bonitos discursos.

Benjamin, 18 años


No hay demasiados extranjeros en Bélgica

Según las estadísticas oficiales de 2008 en Bélgica hay diez millones de habitantes y entre ellos un millón de extranjeros: no son muchos. Entre ellos, más o menos el 65% viene de la Unión Europea. Esto se debe a que en Bruselas está el Parlamento europeo y que muchas personas trabajan allí.
Valonia es la región en la que hay menos extranjeros y más del 80% vienen de la UE. Charleroi es la ciudad valona con mayor proporción de extranjeros.

Los extranjeros son importantes para Bélgica.
En primer lugar, porque Bélgica necesita trabajadores manuales. Los belgas hacen muchos estudios y no se interesan en este tipo de trabajos.
En segundo lugar porque hay cada vez menos belgas. Las mujeres suelen tener solo uno o dos hijos. Por eso la población envejece y hacen faltan jóvenes para trabajar.
Aunque es verdad que Bélgica no puede acoger a todos los extranjeros.
En conclusión, los extranjeros pueden ayudarnos y su presencia entre nosotros es algo muy bueno para enriquecer nuestra cultura general, para aprender nuevas costumbres y conocer otras religiones.
En pocas palabras, acoger a los extranjeros nos beneficia a todos y acelera la construcción de un mundo mejor, un mundo de respeto, un mundo de paz

Noemi, 16 años


2012, ¿el principio o el final de una nueva era?

Actualmente todo el mundo anda preocupado por una fecha un tanto especial. Sabemos que la mayoría de las profecías indican que el fin del mundo será en 2012. Según el calendario maya el 21 de diciembre de 2012 significará el final de la civilización humana. ¿Pero podría ser también quizás el principio de una nueva era?
Cuando oímos la palabra “profecía” solemos asociarla a catástrofes, guerras, holocaustos o tragedias. Todos somos conscientes de las noticias que nublan la actualidad: terremotos, maremotos, inundaciones, huracanes, epidemias, calentamiento global, guerras de religión, desigualdades sociales, abismo entre el Norte y el Sur...
Sabemos que corremos un enorme peligro en el futuro si seguimos por este camino.

Nuestro planeta está amenazado por múltiples peligros.
Según varios científicos, podría haber una explosión en 2012 provocada por una trayectoria de meteoritos que pasará muy cerca de la tierra. Además, esta prevista una alineación de planetas a la misma hora lo que podría crear consecuencias imprevistas en el transcurso de las estaciones.
Otros han hablado de una alteración del clima con consecuencias devastadoras para todos los seres vivos.

¿De qué soluciones disponemos?
Los investigadores están buscando la manera de sacar a la gente del planeta para que vayan a lugares protegidos. Pero esto todavía no es posible.
Algunas personas están construyendo refugios para sobrevivir en medio del caos.
Pero nada de esto es suficiente.

En conclusión, los mayas pensaban que 2012 era el final del mundo. Los acontecimientos que hemos vivido estos últimos meses – terremotos, inundaciones etc. – nos inclinan a pensar en este sentido. Quizás estemos viviendo ahora el comienzo del fin.
Pero lo más importante de todo es que tenemos en nuestras manos el potencial para crear ahora nuestro presente y nuestro futuro. Hagamos lo que podamos para mejorar nuestro mundo.

Priscilla, 17 años

Legalización de la “brizna de hierba”

Pienso que en la época donde vivimos hay un problema de sociedad muy presente, particularmente en la cultura de los jóvenes: el fenómeno del consumo de drogas blandas.
Creo que ahora, en el siglo XXI, sería bueno para la sociedad y para la economía el legalizar el consumo de marihuana.
En primer lugar, en este período de crisis económica mundial, la legalización de la marihuana sería benéfica para la economía. Y además se frenaría así el enriquecimiento de las mafias.
Por una parte, gracias a la legalización, los jóvenes podrían comprar droga de buena calidad. Se evitarían así las enfermedades ligadas a las sustancias que añaden a las drogas y que aumentan las cantidades del producto, como por ejemplo, la arena.
Por otra parte, no hay que olvidar que fumar marihuana puede ser benéfico para la salud. En algunos países, el consumo de marihuana es considerado como una medicina legal. Cuando se tiene cáncer, alguna enfermedad incurable o cuando se sufre de depresión, uno puede fumar un poco de hierba porque, en cantidad razonable, reduce los dolores y el malestar.
Por último, hay más gente que muere de alcoholismo que de fumar marihuana, sin embargo el alcohol es una droga legal como los cigarrillos. Entonces, ¿por qué condenar el consumo de marihuana?
Por supuesto no hay que olvidar que el abuso de marihuana provoca alucinaciones, actos irresponsables, ataques cardiacos y en raras ocasiones también puede provocar la muerte.
En conclusión, creo que sería benéfico el legalizar la marihuana. El gobierno podría controlar así su venta, en beneficio de todos.

Nathalie, 17 años

9 comentarios:

cristina dijo...

me impresionan vuestros textos, vuestra inteligencia promete !

verduyckt dijo...

No hay demasiados extranjeros en Bélgica :
Pienso tambien que los extranjeros son importantes para nuestra cultura y para nos enriquecer.

Pero es verdad tambien que los extranjeros profitan de nuestra systema.

verduyckt dijo...

2012, ¿el principio o el final de una nueva era?

Pienso que este es una historia para nos hare miedo, y un poco comercial.

Pero este problema, puede nos hacer reflexcionar sobre el mundo actual y todo lo que se pasa, que pueda nos detruir.

Meleth dijo...

"No hay demasiados extranjeros en Bélgica"
Es verdad; es la politica de imigracion quien integra mal los extranjeros. Antes, los extranjeros debian abandonar sus identitad cultural de origen, hoy es el contrario. No se sienten Belga, pero de un otro paìs.
Hoy los jefes dan un salario muy baja a los trabajadores, es porque los belgas no quieren trabajar en esta seccion.

Eric Zemmour ha escrita un libro sobre la identidad cultural que se llama "Mélancolie française".

Priscious dijo...

2012 no es simplemnte una cifra es mucho mas, permite de reflexionar sobre el futuro de nuestro planeta y de nosotros porque todo tiene un lazo!!

Priscious dijo...

Por el texto de Noemi me gustaria añadir, que si para mi los extranjeros son importantes para Bélgica. Estamos todos differentes y esto es fabuloso...
Esta mezcla aporta mucho en nuestro sociedad, es una mezcla fastidiosa para algunos pero para otro esta es muy benéfica, personalmente me gusta esta mezcla y pienso profundamente que nos enriquece mucho.

nathalia dijo...

(texto de noemi) el veritable problema de la humanidad es que vivimos en una sociedad individualismo. tal vez la gente dice que es horrible las cosas que se pasa en el mundo, pero no ayada a nadie porque vive en el lujo.

noemy dijo...

texto de nathalia
pienso que la legalisation de marihuana es una buena cosas pero con muchas reglementario por personna pueden abusar de este legalisation y una limita de añõs por los niños por exemplo.

noemy dijo...

texto de Priscilla
pienso que es un poco loco
a cada epoca personna predicen el fin del mundo.porque se realisar en 2012.
ademes pienso que es la verdad nos debemos nunca pensar a este y vivir un maximum